effi-science/e-sciences

Consejos para mantener la memoria con Cognito

Estamos convencidos de que mantener una buena memoria, sea cual sea su edad, es un objetivo perfectamente alcanzable. Esperamos que pronto se dé cuenta de que este objetivo está a su alcance.

 

Para mantener tu mente cognitiva, necesitas ejercitar tu memoria a diario. He aquí 10 sencillos consejos (no exhaustivos...) que le ayudarán a conseguirlo. Mantenga sus células cerebrales mediante una dieta equilibrada. También le aconsejamos que tome nuestro complemento alimenticio COGNITO, que activa los intercambios entre neuronas de forma natural y fisiológica y ayuda a mantener la memoria.

10 sencillos consejos para mantener la "mente cognitiva"

1. Mantener la actividad

Como recuerda el profesor Blanchard, jefe del departamento de geriatría del Hospital Universitario de Reims: "A diferencia de las pilas, la memoria sólo se gasta si no la utilizamos. Así que para protegerla, debemos usarla e incluso abusar de ella. Sobre todo, manteniendo una actividad social. Leer, ver películas o hacer crucigramas no es suficiente para mantener la memoria, también hay que contar con los amigos y la familia lo que es interesante.

 

2. Esté atento

En general, para recordar mejor hay que prestar atención a lo que se hace, ya sea leer un texto o poner las gafas en el tocador. No te quedes pasivo frente al televisor. Intenta hacer un esfuerzo de memorización para poder, por ejemplo, enumerar los títulos al final de un programa, o forzarte a recordar al menos cinco datos cada vez.

 

Cuando leas un libro, haz una pausa después de un capítulo. Piensa durante unos instantes en lo que acabas de leer. Al día siguiente, cuando retomes la lectura, haz un breve resumen mental de los acontecimientos anteriores. Puedes aplicar esta disciplina mental a este folleto.

 

3. Estar interesado

La emotividad es importante: es muy difícil que recordemos lo que parece sin sentido y sin interés. Cuantas más pistas emocionales pongamos, mejor recordaremos. La jubilación profesional no debe significar la jubilación intelectual. Un amplio abanico de actividades -como cocinar, hacer chapuzas, trabajar en el jardín, leer, jugar al scrabble, al bridge, hacer crucigramas o rompecabezas- puede estimular y, por tanto, mantener la capacidad cerebral. Lo importante es divertirse y variar las actividades. Es importante recordar que la velocidad que perdemos con la edad puede compensarse con la experiencia y la motivación.

4. Mantener una vida social

La jubilación profesional no debe significar menos jubilación social. El aislamiento es el mayor enemigo de la memoria. Es esencial discutir y debatir con los demás a diario. ¿Por qué no participar activamente en una asociación? ¿O se involucra en la tutoría? Mantener una vida social es el mejor estimulante.

 

5. Ser regular

En el caso de las tareas rutinarias, una forma de recordar que hay que regar las plantas o tomar la medicina, por ejemplo, es hacer la tarea a la misma hora cada día y asociarla a un evento concreto, como una comida del día o un espectáculo semanal.

 

6. Ser organizado

Si tiene problemas para recordar nombres propios, escuche atentamente cuando le presenten a personas que no conoce y piense en una estrategia que ayude a su memoria a procesar esta nueva información con mayor eficacia. Por ejemplo, fíjate en un detalle físico, de vestimenta o de otro tipo que puedas asociar con su nombre: René / rojo / risa... Bárbara / botas / pelo rizado... Puedes proporcionarte "muletas" anotando información útil que temes no recordar: ¡una ayuda escrita es tranquilizadora!

7. Ver

Cuando lea, intente parpadear una media de una vez por línea. Del mismo modo, en cuanto pase de la visión de cerca a la de lejos (o de la visión de lejos a la de cerca), recuerde parpadear. Al leer, ver la televisión, coser (y en general para cualquier tipo de trabajo detallado), levante la vista de su trabajo durante unos segundos cada 10 minutos. Siéntase libre -al menos una vez al día- de tumbarse, cerrar los ojos, cubrirse los ojos con las manos y relajarse un rato.

8. Escuchar

Protéjase lo más posible del ruido. Evite especialmente el ruido de fondo continuo. Apaga la televisión o la radio cuando alguien te hable. Colócate preferentemente en la periferia de un grupo y no en el centro: así no estarás rodeado de diferentes ruidos. En general, trate de dar preferencia a las conversaciones entre dos personas antes que a las conversaciones en grupo. Practique mirar siempre de frente a la otra persona cuando le esté hablando.

9. Orientarse en el tiempo

Todas las mañanas, pregúntate cuál es la fecha concreta y luego trata de recordar lo que hiciste el día anterior. En general, cuando tengas un proyecto, una cita concreta, una invitación, procura recordar siempre con antelación las fechas y plazos precisos. Intenta también de vez en cuando recordar lo que hacías el año anterior en la misma época.

 

Cada noche, antes de cenar, planifica en tu cabeza la agenda del día siguiente. Por ejemplo, peluquería a las 10 de la mañana, visita al vecino a las 13 horas, cita con el médico a las 15 horas, etc. .... Piensa en ello una última vez antes de irte a la cama, te ayudará a mantener la memoria fresca.

10. Orientarse en el espacio

Coge un mapa de tu ciudad o barrio y marca tu calle. Luego, con un lápiz, intenta seguir, calle por calle, todas las rutas que conoces. También puedes elegir una calle en el mapa de tu barrio y tratar de encontrar todas las tiendas y lugares públicos de esa calle.

 

Intente recordar regularmente la dirección exacta de sus familiares, amigos, comerciantes, médico, etc. Elija un lugar que conozca: el piso de un amigo, por ejemplo. Intenta recordar el número de habitaciones, la planta, el lugar de los principales muebles y objetos en cada habitación. Pregúntate dónde están el teléfono, la televisión, el baño, etc. Puedes dibujar y escribir para ayudarte.

 

Si estás viendo el parte meteorológico en la televisión, sigue los comentarios del presentador en un mapa de Francia (o de Europa). A continuación, a medida que se hacen los comentarios, busca las diferentes ciudades y regiones (o países) que se mencionan.

 

Consejos para tomar Cognito

¿Cuál es la información disponible sobre la fosfatidilserina?

La fosfatidilserina, el ingrediente activo natural de COGNITO, ha sido ampliamente utilizada durante muchos años en Europa, Estados Unidos y Japón por miles de personas. Se dispone de una gran experiencia sobre su uso a nivel internacional desde los años 80 y 90.

 

¿Cuál es la duración óptima de uso de COGNITO?

COGNITO se basa en el principio nutricional de reequilibrar gradualmente la disponibilidad de fosfatidilserina en el organismo. Por ello, su efecto no es inmediato. La duración mínima de la cura es de tres meses. Un segundo curso de tratamiento durante otros 3 meses puede intensificar y prolongar los beneficios. Por supuesto, la duración del uso de COGNITO y su posible renovación deben ajustarse según su caso individual y sus propias necesidades.

 

¿Qué es un complemento alimenticio?

La finalidad de un complemento alimenticio (también llamado suplemento nutricional) es aumentar la disponibilidad del organismo de determinadas sustancias que normalmente aporta la dieta (que pueden ser nutrientes, aminoácidos, vitaminas, minerales, etc.).

 

Un complemento alimenticio no sustituye a una dieta variada y diversificada, ni a un tratamiento médico y una atención terapéutica adecuada. Un suplemento dietético debe considerarse como una ayuda que puede ser útil, además de las medidas higiénicas y dietéticas, médicas y terapéuticas adecuadas. COGNITO, como todos los complementos alimenticios en Francia, no es reembolsado por la seguridad social.

 

Un complemento alimenticio no sustituye a una dieta variada y diversificada, ni a la supervisión médica de su médico. Pida consejo a su médico o farmacéutico.

Tolerancia y seguridad de uso de COGNITO

Uno de los puntos positivos de la fosfatidilserina, debido a su principio nutricional, es la ausencia de contraindicaciones médicas y de interacciones farmacológicas conocidas. La toma de fosfatidilserina está completamente libre de efectos adversos.

 

Precauciones de uso de COGNITO

No se recomienda el uso de COGNITO® a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ni a personas alérgicas a la soja. Sólo una dieta diversificada garantiza un buen equilibrio nutricional. No superar la dosis diaria recomendada.

 

Mantener fuera del alcance de los niños pequeños. Almacenar en un lugar oscuro y seco. En caso de alergia, consulte a su médico o farmacéutico. Complemento alimenticio reservado a los adultos mayores de 15 años.

 

COGNITO ® es un producto de calidad farmacéutica conforme a la normativa europea. Fabricado en la Unión Europea.

 

¿Puedo seguir tomando mis otros tratamientos?

Por supuesto, ¡y lo contrario sería desaconsejable! La toma de COGNITO no altera de ninguna manera la atención médica que recibe de su médico o su manejo terapéutico normal. Por supuesto, es imprescindible que siga tomando todos los demás tratamientos que se le hayan prescrito normalmente, que respete escrupulosamente todos los consejos que le dé su médico y que le mantenga informado de su intención de tomar COGNITO. Uno de los puntos positivos de la fosfatidilserina, debido a su principio nutricional, es la ausencia de contraindicaciones médicas y de interacciones farmacológicas conocidas.

Consejos prácticos para observar COGNITO

Puede tomar COGNITO con la comida de su elección. Luego, continúe tomándolo diariamente en la misma comida. Si se ha olvidado de tomarlo con su comida habitual, puede tomar COGNITO con su siguiente comida o antes de acostarse.

 

Si se olvida de tomar COGNITO un día, no lo tome dos veces al día siguiente. Olvidar un día no es grave y no afectará a su respuesta general a COGNITO. Recuerde tomar COGNITO todos los días a partir de entonces, ya que esto ayuda a mantener su memoria.